Thomas Breinert, entre la canción francesa y el rock francés

Por segunda vez, fuimos al encuentro de Thomas Breinert, (que el equipo de Dolce había conocido por primera vez en noviembre de 2018) un artista de origen normando confirmado a nuestros ojos demasiado poco conocido por el gran público. Esta noche de abril se tomó el tiempo para hablar de su universo una mezcla de canción francesa y rock.Entrevista.

Dolce Gazette: Holà, Thomas Breinert.

Thomas Breinert: Holà, Dolce.

DG: Me alegro de verle de nuevo esta vez en el Black Star, una sala de conciertos más accesible que la Boule Noire en París.

TB: Eso espero.

DG: ¿Cuál es su trayectoria desde el 22 de noviembre de 2018?

TB: Entre tanto, firmé con un distribuidor.Mi álbum se distribuye en todas las plataformas bien conocidas, en las tiendas…

DG: … recordemos: itunes, Deeser, spotyfy.

TB: Tuve mucho impacto en este álbum que salió el 1 de febrero.

DG: Es el «Lupanar chic», para aquellos que no lo descubrirían hasta ahora.

TB: Eso es todo.

DG: – … que ha estado emitiendo desde hace algún tiempo en Dolce Radio.

TB: Una de las primeras emisoras de radio a emitir Thomas Breinert. Desde entonces he sido difundido en muchas pequeñas emisoras de radio asociativas y locales.

DG: ¿Qué opina su público de las redes sociales?

TB: En las redes sociales, las personas que me descubren o que me siguen desde hace mucho tiempo están muy contentas con este álbum, porque esto concretiza el trabajo que hemos realizado con Romain Dudek y los tres músicos que me acompañan. Así que los retornos son muy buenos, es a la vez una música que se ancla en la canción francesa y que es capaz de ir a buscar un buen viejo rock bruto. Así que a dos públicos les gusta unirse en esta frontera: la canción francesa y el rock francés.

DG: Para aquellos que no lo saben, este jueves por la noche estuvieron en la primera parte de otoño. ¿Pueden presentar un poco de otoño?

TB: Otoño es una artista que descubrí gracias a este concierto allí, en el Black Star, porque el Black Star proponía un co-plató; me he informado un poco para ver quién es esta artista. Es una artista singular porque es una cantante violonchelista que hace rock francés con hermosos textos y con una voz cálida. Es una buena chica. 

DG: El otoño, la primavera, ¿es muy fuerte? (Risas)  

TB: Esto es muy hermoso, felicitaciones por el juego de palabras. (Atemporal, sopla uno de mis colegas presente.)

DG: Usted ha retomado en sus dos conciertos «El agua en la boca» de Gainsbourg. ¿No tienes miedo de que el público se moleste por tu interpretación?

TB: Totalmente. Era verdad al principio, las primeras veces que lo interpretamos delante de un público. Hay que decir que al principio esta canción fue puesta en Internet, y las devoluciones en Internet eran muy buenas. Así que se nos anima a ir al escenario a defenderlo y luego, cada vez que lo hacemos, es bueno porque es parte de mi mundo. Esa canción la traje a mi mundo.

DG: El título que prefería en su álbum de noviembre era «Écho». ¿Su álbum se hizo eco en usted?

TB: ¡Qué juego de palabras! (Risas) Tengo a los músicos haciendo payasos, no es posible. (Risas) Es un título del que estoy orgulloso porque lo he dedicado a la memoria de mi padre. Es un poco la razón por la que me convertí en cantante. Era la ocasión de rendirle homenaje. Es un álbum que me permite abordar las diferentes influencias que me son propias, es decir, a la vez en canción francesa con pequeños guiños a los autores que me son queridos y luego también a toda una serie de influencias musicales como el rock, Por supuesto, pero también el blues un poco Western, un poco cool way.

DG: Personalmente, se reconoció la inspiración de Serge Gainsbourg, de Georges Brassens y de Benjamin Biolay. Tengo una pregunta: ¿vuestro «Eco» ha llegado a Venus?

TB: ¡Ah! Venus la diosa del amor … En este «Lupanar Chic», Venus es una canción que toco desde hace mucho tiempo, desde 2015. Ha estado en las plataformas por un tiempo y es parte del álbum, obviamente.

DG: ¿Ha jugado recientemente en Normandía, me parece? 

TB: En Normandía, hoy (18 de abril de 2019) en París, la próxima semana en Suiza – tratamos de movernos un poco – luego, sin duda, todavía en otoño.También tenemos que abrirnos al mundo.Internet está bien, pero puede estar confinado. También está bien abrirse a lo real.

DG: ¿Qué es lo que te gusta de la música?

TB: ¿Hay una banda de Rognais Rouannais? que apoyo mucho, en la que juega Loïc y el bajista también. Este grupo se llama «My Silly dog fish». Es un folk melodioso que canta al unísono. Un grupo que descubrir. Les hago un poco de publicidad porque es un grupo que merece ser conocido en la escena nacional.

DG: ¿Cuál es su objetivo para 2020?

TB: ¡Hacer conciertos! Este puede ser el único objetivo, con un clip que falta mucho con la ayuda de la promoción para este álbum.

DG: Gracias por responder a las preguntas de Dolce.

TB: Nos vemos pronto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*